¿Qué es la exfoliación?

La piel, que es el órgano más grande del cuerpo, tiene una carga de trabajo bastante intensa. Esencialmente, actúa como una envoltura protectora manteniendo todo lo que está debajo a salvo de las amenazas diarias, como los efectos severos del sol, el viento, la contaminación y los gérmenes.

Realizando su tarea diaria la piel facial y corporal cuenta con una intensa actividad que puede dejarla seca y escamosa. Sin embargo, la exfoliación puede ayudar a juvenecer la piel y mostrarla luminosa.

La exfoliación es un proceso en el que se eliminan las células muertas de la capa superior de la piel, revelando la piel sana que se encuentra debajo. La exfoliación regular, que puede ser beneficiosa para muchas áreas de su cuerpo incluida cara, brazos, piernas y pies, puede ayudar a mantener la piel fresca, eliminando cualquier parche seco o descamación.

Hay diferentes enfoques necesarios para cada área del cuerpo y, además, ciertas técnicas de exfoliación funcionan mejor con ciertos tipos de piel. Por lo tanto, es una buena idea saber si se tiene piel grasa, seca, mixta o sensible antes de embarcarse en un régimen de exfoliación.

Hay muchas opciones, desde limpiadores y jabones corporales hasta exfoliantes y esponjas que ayudan en el proceso de la exfoliación, por lo que la tarea puede parecer un poco desalentadora al principio.

Beneficios de la exfoliación

 

Si bien la limpieza regular de la piel es claramente beneficiosa, la exfoliación regular (una o dos veces por semana para una exfoliación leve, una o dos veces al mes para tratamientos más intensos) puede mejorar los resultados de la rutina de cuidado de la piel y ayudar a rejuvenecerla.

Ya sea en una piel seca, normal, grasa o sensible la exfoliación puede darle nueva vida al cutis.

El proceso de exfoliación libera al cuerpo de cualquier piel seca y opaca al eliminar las células muertas de la superficie de la epidermis. Al eliminar estas células muertas, la exfoliación puede ayudar a evitar que los poros se obstruyan y dejar la piel con una sensación fresca y limpia.

¿Cuál es el beneficio de limpiar y limpiar los poros? Los poros obstruidos pueden provocar puntos negros y acné. Además, cuando los poros están obstruidos parecen más grandes.

Además de los beneficios visuales inmediatos de la exfoliación, la eliminación de las células muertas de la piel acelera el proceso de renovación de la piel, permitiendo que las células de la epidermis más suaves y saludables tomen su lugar. Esto no solo ayudará con las líneas finas y las arrugas, sino que también ayudará a aliviar la decoloración.

Las personas con manchas oscuras, textura rugosa, hiperpigmentación y cicatrices de acné saben lo frustrante que puede ser tratar estos problemas. Los exfoliantes ayudan a descomponer la piel muerta y al mismo tiempo suavizan su textura general haciendo que la piel se vea más uniforme con el tiempo.

Asimismo, la exfoliación ayuda a otros productos para el cuidado de la piel a penetrar más profundamente.

Tener los poros sin obstrucciones y sin piel muerta o seca permite que los cosméticos para el cuidado de la piel penetren de manera más profunda y efectiva.

Cuando algo rico en ingredientes nutritivos penetra más profundamente puede funcionar de manera más efectiva, por lo que la exfoliación siempre debe incluirse en la rutina de cuidado de la piel. La piel muerta básicamente se convierte en una barrera entre la piel y los sueros. Al eliminarla, permite que todo funcione mucho mejor.

En cuanto a la frecuencia con la que se debe exfoliar, depende de las necesidades específicas de cada piel. Es importante saber escuchar qué es lo que nos solicita nuestro organismo y adopta las rutinas necesarias para satisfacerla.